Quiénes somos

Juana Barranco es un proyecto de moda ética. Porque somos conscientes de la huella que dejamos al vestirnos, queremos ofrecer una forma sostenible de hacerlo. Nos preocupa nuestro hábitat, por eso elegimos sólo tejidos elaborados a partir de materias primas que crecen de manera respetuosa con el medio, y sin tintes artificiales. Respetamos los derechos de los trabajadores, y por eso trabajamos sólo con gente que también los respete. Creemos en el consumo responsable, por eso elaboramos ropa duradera y de la mejor calidad. Y le ponemos muchísimo cariño, trabajando de manera artesanal, a mano, adaptándonos a tus medidas; por eso, cada una de nuestras prendas es única.

Juana Mª Barranco es la diseñadora y modista. Pedagoga por estudios, modista, tejedora y artesana por vocación, lleva alrededor de treinta años confeccionando de manera semiprofesional. Ha regentado una tienda de moda infantil, ha cosido alta costura para amigas y vecinas, ha realizado artesanía con lana… Ahora se embarca en éste proyecto convencida de que todo influye en el entorno en que vivimos, también la forma de vestir: de qué manera y con qué materiales están creadas las prendas que usamos. Por eso, quiere que sea de forma respetuosa, sostenible y ética. Su trabajo es en esencia un trabajo artesanal, por la elaboración, el proceso y la actitud. Quiere que los clientes sientan que adquieren algo especial, tanto por los materiales como por el resultado, y que tengan la tranquilidad de que además es una prenda ecológica y justa. 

Pablo Beltrán tiene formación como arquitecto, es ecologista convencido, y lleva casi quince años, la mitad de su vida, participando en movimientos sociales y políticos. Con este historial, es normal que se sintiera incómodo vistiendo ropa que no cumpliera unas condiciones mínimas de respeto a los trabajadores y al medio; por eso ha decidido colaborar en este proyecto con asesoramiento técnico, llevando la imagen y las comunicaciones… e incluso haciendo los repartos con su bicicleta.  En lugar de esperar a que alguien decidiera hacer ropa sostenible y bonita, con la que sentirse bien, decidió formar parte de su creación. Con esto, espera poner su granito de arena para que el mundo cambie.